Un gran momento en Las Vegas IILuego de un river totalmente satisfactorio se fue con U$S 100 mas sobre la pila de U$S 350 que había. Al retirarse del salón una chica de atención al cliente le dijo, gracias por jugar en Bally’s.

Bally’s, ese era el nombre de la suerte, aunque todo no estaba dicho y la noche era joven, decidió que era tiempo de ir por mas acción en alguna mesa de No Limit Hold’em en un casino más luminoso.

Una marquesina gigante con cuatro ases y un cowboy lo detuvo en The House of Poker, una conocida casa de apuesta del barrio norte de la ciudad. Luego de que ganará unos cuentos botes, llego una maníaca mano donde tenía un par de reyes y en el flop una carta alta, una J.

Uno de los de la mesa tenía un J8 y en el flop salió un 8, decidió que era tiempo de arriesgar y fue a por todo en el river, por suerte para él, un nuevo rey se vio como quinta carta, aunque una gota de sudor le corrió por la frente cuando en el turn, no salió una carta alta y las chances se volcaban al señor de al lado.

Hora de ir a dormir, pensó, cuando ya eran las 04 AM, a eso de las 11 AM se despertó y fue hasta el buffet del hotel/casino en el que se alojó para desayunar gratis, tomo un par de cafés y unas donas y subió a la habitación, 12:30 ya duchado salió nuevamente por un raid de fortuna en la ciudad del pecado.

Sala de poker Planet Hollywood IVLo que le baja un punto en la calificación de los hoteles y casinos. Sin embargo el gris oscuro que ofrecen los ambientes de las salas cerca del centro y oeste de la ciudad está pasado de moda en el Planet Hollywood.

En lo que respecta a la tecnología, la sala de poker en el Planet Hollywood tiende a caer detrás de la mayoría de sus competidores.

El seguimiento de la lista se hace a lápiz y papel lo que a estas alturas parece algo casi prehistórico.
No hay composiciones ofrecidas por hora o jugadores por tarjeta, de las quince mesas, solo cuatro cuentan con auto sufflers, mientras que en las habitaciones si se puede decir que la tecnología cubre las necesidades básicas.

Muy similares a las del gran hotel y casino MGM Grand, donde un equilibrio arquitectónico y tecnología se hacen presentes, no cuentan con grandes ostentaciones pero tiene buena señal de internet inalámbrico, duchas, camas, refrigeradores y televisión por cable.

Si lo que a ti verdaderamente te irrita es el constante tránsito de personas y el ruido, entonces está claro que la gran sala de poker Planet Hollywood no es para ti, es que la fama tiene su precio y no es un ambiente donde te puedas concentrar fácilmente.

El nivel de ruido de la sala de poker también puede ser extraordinariamente alto, mayormente debido a la colocación de las salas de video poker adyacentes o directamente a un bar o lounge que ofrece todas las noches karaoke y música en vivo.