Corriendo con las leyes de Murphy (1)

Todos hemos escuchado hablar al menos una vez de las Leyes de Murphy, que suelen sonar tan catastróficas como reales, al estar llenas de aquello que los publicistas llaman insights.

Una de las leyes más famosas versa: si algo puede ir mal, entonces seguro lo hará.

Y pareciera que el Capitán de la Fuerza Aérea, bien podría haber estado hablando del desarrollo de las carreras de caballos.

Admitámoslo, antes de ir al hipódromo o con tu corredor de apuestas, pasas horas estudiando a los caballos, la forma de la pista, las condiciones climáticas, los pesos de los jockeys.

Entonces vas y colocas las apuestas en el que consideras es el mejor. Y es que estudiaste tanto tus posibilidades que nada puede salir mal. Entonces la ley de Murphy se hace presente: y si algo puede ir mal… seguro lo hará.

Y cuando se trata de carreras de caballos, las cosas que pueden salir mal son muchas.

Primero, ten en cuenta que los caballos son animales muy temperamentales, y por lo mismo, en ocasiones su comportamiento puede ser simplemente impredecible.

Los casos en que un caballo se ha negado a correr no son ajenos a las carreras de caballos, aunque gracias a Dios, no son tan frecuentes.

¿Y qué me dices de cuando un caballo simplemente queda con el pie trabado en el fango? Una caída no es un evento planeado, pero definitivamente sí es un suceso que cuesta una carrera y la posible apuesta.

Una lección sobre compartir – Parte II

Ahora usted tiene 100 dólares en ese segmento. Vamos a continuar nuestro escenario, por lo tanto van a la tienda y compran 100 billetes para esta apuesta.

Ahora en lugar de una persona con 5 o 10 posibilidades, tenemos 20 personas que tienen 100 posibilidades de ganar. Lo que se ha hecho es aumentar su oportunidad de ganar en esta apuesta.

Esta es la razón por lo que la idea de compartir es tan importante cuando se habla de un pool de lotería. Aquí es donde la gente tiende a confundirse.

Obviamente compartirán sus ganancias, pero sus posibilidades han tenido un gran aumento con respecto a las posibilidades de ganar si compra billetes de forma individual.

Por lo tanto, mediante el intercambio, le he dado la oportunidad de ganar un poco de mucho.

Personalmente prefiero ganar alguna pequeña porción de un pozo a no ganar nada en absoluto.

Así, en respuesta a nuestra pregunta anterior, sí, usted tiene y debe compartir.

Bueno, en realidad no tiene que compartir, pero si tiene que aumentar sus posibilidades de ganar, la respuesta es sí, pero inevitablemente tiene que compartir para tener una mejor oportunidad de ganar algo.

Con el crecimiento de la lotería, verá más y más ganadores.

Es lo correcto, es una manera inteligente de jugar si quieres aumentar sus posibilidades de ganar.

Una de las cosas en el juego de la lotería es que a pesar de que no está garantizada la ganancia, tiene una mejor oportunidad de ganar cada vez que juega y como siempre es mejor ganar un poco de algo que no ganar nada en absoluto, en el juego o las apuestas.

Tags

SOBRE COMPARTIR
10-08-2009

Una lección sobre compartir – Parte I

Una de las primeras lecciones que enseñar a nuestros niños es la manera de compartir. Esto puede ser una tarea muy difícil de aprender para los niños. Todo su mundo es lo que necesitan y desean.

Como les enseñamos a nuestros hijos que deben compartir, lentamente se van dando cuenta de que otras personas tienen necesidades y deseos también.

A medida que envejecemos, aprendemos a compartir no sólo nuestros juguetes, y tomar turnos, también a saber que podemos compartir nuestras ideas y nuestros pensamientos, entre otras cosas.

El concepto de compartir es importante cuando se trata de hablar de la lotería o apuestas.

Si hablas con la mayoría de los jugadores de lotería no pensarán en común.

El jugador de la lotería es probablemente la razón por la cual hacía referencia e incluso seguramente deben compartir sus ganancias.

Vamos a tomar este concepto y entender por qué es tan importante.

Mi pregunta es ¿usted prefiere ganar algo de dinero o ganar nada directamente? En este momento no vamos a darle esa respuesta.

La respuesta vendrá un poco más adelante. Piense en lo siguiente.

Si usted va a la tienda de la esquina y decide comprar billetes de lotería ya sea de 5 o 10 dólares, por lo tanto acaba de adquirir 5 o 10 oportunidades de ganar sea cual sea el pozo y su valor para ese día.

Supongamos que junto a 20 de sus amigos, cada uno apuesta 5 dólares y todo se suma en un pozo en común, lógicamente logran recaudar 100 dólares de estas apuestas.

10-08-2009

La diferencia entre vivirlo y soñarlo (3)

Ahí van las cosas. Piensas que sería buena idea comprar una casa en Rio, eventualmente, porque por ahora podría ser un gasto innecesario, muy precipitado.

Mejor te gustaría investigar cómo está el mercado inmobiliario, tantear los costos y los niveles de vida de los barrios. Después de todo, te gustaría vivir en una gran casa, en la que quepa toda tu familia, y las amistades cuando te visiten.

Puede ser una linda casa con vista al océano, para que veas los más lindos atardeceres de tu vida, mientras te tomas una copa de vino espumoso y escuchas un buen disco de bossa nova.

Vienes pensando todo esto mientras vuelas con tu esposa, y la azafata te ofrece algo de caviar. Regresas en el jet con tu esposa. En Rio te han tratado muy bien. Has ido tantas veces a ese hotel con vista a Copacabana que ya todos te conocen, haz disfrutado de los mejores casinos y los mejores sitios de apuestas.

Algunas chicas te suelen mirar intrigadas por tu figura exótica, y esto te halaga, más allá de que no harás nada al respecto. Los mozos y en los casinos te llaman por tu nombre. Y buenos días para esto, y buenas tardes para aquello.

Y al desayuno, tu jugo de naranja, y tu diario. Y en las páginas del centro: el ganador de la lotería. Pero no eres tú, y tú estás sentado en un banco de la plaza, mirando a los niños jugar.

Revisas tu billetera y no hay ticket. Esta es la diferencia entre vivirlo y soñarlo

La diferencia entre vivirlo y soñarlo (2)

Luego, lo que harás será encargarte de que tus hijos estudien en las mejores universidades.

Le comprarás a tu esposa aquellos vestidos que tanto quería. ¿Cuánto dinero te quedará después de eso? Millones. No importa cuántos.

Podrás hacer muchas otras cosas con ese dinero. Una vez que toda tu familia esté cómoda, podrás pensar en darte un par de lujos. Jugar un poco y aplicar en esas apuestas que siempre habias querido, disfrutar del ambiente de los mejores casinos. Podrías comenzar comprándote esa botella de whiskey importado que tanto querías.

¿Estás bromeando? Te vas a comprar una caja de esa botella de whiskey que tanto querías. Después comprarás habanos cubanos. Y un nuevo guardarropa.

Luego podrías cambiar tu viejo auto, para salir a pasear con tu mujer. Podrían ir a los mejores restaurantes.

En su nuevo Grand Marquis. No. No. Ahora eres millonario.Puedes salir con tu esposa en un Mercedes.

No. Ella merece que la gente la vea en un auto mejor, y a ti también. La vas a llevar al restaurante más exclusivo de la ciudad; los dos a bordo de tu nuevo Lamborghini.

Vestidos de la mejor ropa que pueden adquirir. Un atuendo sobrio pero elegante, que combina a la perfección con ese bronceado que adquirieron luego de haber ido a broncearse a Rio de Janeiro y disfrutar de sus casinos, luego de que se costearon una segunda luna de miel.

Fuiste a Rio para investigar además como comenzar a exportar bebidas hacia tu país.

Todo un negocio que te convertirá en un empresario ahora que Brasil está produciendo buen vino tinto a bajo costo.

La diferencia entre vivirlo y soñarlo (1)

Vamos, que te invito a soñar un poco en este mundo de los juegos de azar. Estás sentado en un banco de plaza, revisando las noticias en tu diario preferido.

Entonces te detienes un segundo en una de las páginas centrales, justo donde se anuncian a los ganadores del reciente sorteo de la lotería que tu apuestas, y te das cuenta que el número ganador es justamente el que has comprado.

No puedes creerlo, entonces sacas de tu billetera el ticket, y revisas los números de tus apuestas. Los vas señalando con el dedo porque no quieres equivocarte, hacerte falsas esperanzas.

Lees los números de nuevo, y revisas la fecha del sorteo. Al parecer todo está en orden: acabas de ganar oficialmente la lotería. Pero no sabes qué hacer, a quién decirle primero, cómo proceder para cobrar el premio que acabas de ganar.

Sí, muy cierto, el premio que acabas de ganar: 25 millones de euros. En tu vida si quiera habías pensado la cantidad, visualizándola como si fuese una realidad.

Es un número grande ¿no? Y apenas esta mañana estabas preocupado porque no sabías qué ibas a hacer con la hipoteca de tu apartamento; con los muebles que ya se empezaban a mostrar gastados.

Todavía le debes 500 euros a tu hermano… y ahora tienes 25 millones. ¡Dios! Piensas que tu hermano se merece por lo menos uno de esos millones. Después de todo no los vas a necesitar todos.

Otra pequeña parte puede ser para tu madre y tu padre, después de todo, ellos han trabajado muy duro.

Todo sucedió así estaba sentado en mi auto cerca del Café Joe’s, esperando a mi esposa que estaba en la farmacia cercana. Yo tenía mi laptop abierta y estaba conectado con el sistema de conexión de WiFi del Café Joe’s.

Yo estaba en las apuestas online, que es una de mis actividades favoritas para cuando estoy esperando a mi esposa.

Estaba jugando una partida de Texas Hold’em con un grupo de personas, concentrado en lo que ciegamente intentando adivinar los faroleos de los otros jugadores, algo que no es para nada sencillo de hacer cuando estás jugando online y no puedes ver el lenguaje corporal de los otros jugadores.

De pronto hubo un golpe muy fuerte en la ventanilla de mi auto. Cuando gira mi cabeza, vía un policía allí parado, que pareció gruñirme “muévase por favor”. Yo le respondí “por favor aguárdeme un segundo, hasta que termine esta ronda”. Obviamente el policía me repitió “muévase”. Lo ignoré y coloqué mi apuesta.

Yo tenía un par de Jotos y me sentía bastante confiado. Nuevamente, el policía volvió gritarme “muévase ahora”, mientras movía su mano, intentando asir su porra.

Observe las cartas del flop, y vi que entre ellas había otro Joto, con lo que tenía una pierna, una mano imbatible. Subí mi apuesta. El policía se acercó, abrió la puerta de mi auto, y me arrojó hacia fuera del junto con mi computador.

Lo siguiente que supe es que estaban en asiento trasero de Leer más…

Tags

mi laptop, www tuapuestas com por-favor-senor-¿podria-conservar-mi-ordenador-personal-para-poder-escribir-y-apostar-online-una-historia-1, escribir en laptop, yo en mi laptop, señor con laptops, señor en computador, tuapuestas com por-favor-senor-¿podria-conservar-mi-ordenador-personal-para-poder-escribir-y-apostar-online-una-historia-1, yo en mi carro, un señor que tenga un laptop, sentado con mi lap

Haciendo apuestas online en el centro comercial (3)

Sentado en el centro comercial, esperando a mi jefe mientras él hablaba una y otra vez en su teléfono móvil, me decidí por poner en práctica mis habilidades para las apuestas online.

Procurando que mi jefe no notara lo que en verdad estaba haciendo yo, mientras revisaba constantemente que él siguiera alejado de la mesa en la que me encontraba sentado yo.

Cuando finalmente él se acercó a la mesa, su teléfono volvió a sonar. Una vez más el teléfono de mi jefe me permitía seguir apostando a mi juego de ruleta en mi casino online desde el centro comercial.

Mientras mi jefe atendía su llamada, yo aproveché el momento y volví a las mesas de ruleta en el casino online, y aposté los $ 5.000 que acababa de ganar en un premio mayor al rojo.

Para mi sorpresa, el ganador de ese giro de la ruleta en el casino online fue nada menos que el número 21, es decir, el ganador era justamente el rojo.

No conforme con mis ganancias, y sintiéndome muy desafiante e irritable, aposté la totalidad de los $ 10.000 que ya llevaba de ganancias hacia los números “impares”.

Una vez más hice girar la rueda de la ruleta, y observe, sin poder respirar.

El ganador fue el 9, un número impar. En lo que mi jefe hablaba por teléfono y sólo esperaba, había ganado $ 20.000.

Di un gran suspiro y, de pronto, mi jefe se inclinó por sobre mi hombro Leer más…

08-08-2009

Haciendo apuestas online en el centro comercial (2)

Mientras mi jefe seguía sentado en el escalón de mármol y hablando por su móvil, yo aproveché la oportunidad y volví a ingresar al casino online, pero esta vez comencé a jugar a una máquina tragaperras con un premio mayor progresivo.

Estaba jugando con el monto más caro para las fichas del juego, mientras verificaba que mi jefe no estuviera cerca de mí.

Cuando finalmente vi a mi jefe guardar su teléfono móvil en el bolsillo de su saco, bajé la etapa de mi laptop, sin embargo en ese mismo instante volvió a sonar su teléfono, y volvió a sentarse sobre el mármol a conversar.

Esta llamada duró cerca de media hora. En ese tiempo, seguir jugando las máquinas tragaperras, ganando y perdiendo, sin tener señal alguna sobre el premio mayor progresivo.

Tres veces más mi jefe recibió llamados telefónicos. Yo iba cambiando entre juegos en el casino online, pasando también por la ruleta y jugando con fichas de cinco dólares aleatoriamente sobre la mesa de juegos.

Atiné a un número pleno, y dejé que mis ganancias permanecieron en el mismo número. Luego, volví a ver ganar al mismo número, una vez más. Considerando mis pérdidas, ya llevaba una ventaja de $ 5.000 de ganancias, y me sentía bastante bien.

Finalmente mi jefe se acercó, llamó a la camarera, ordenó dos tazas de café y, para mi fortuna, su teléfono sonó una vez más.

07-08-2009

¿A dónde va el dinero de la lotería nacional?

Ganar la lotería nacional ha sido el sueño de muchas personas a lo largo de la historia del juego y las apuestas.

Sin embargo, es un sueño que para la mayoría de nosotros permanecerá incumplido, con excepción de esa persona en 14 millones que posee el boleto ganador en sus manos.

Pero para los organizadores dentro de la Lotería Nacional Británica por las Cinco Buenas Causas, encontrarse al final de la cadena de las apuestas de la lotería nacional posee posibilidades mucho más auspiciosas y significativas.

Las cinco causas son los sectores del arte, la caridad, el patrimonio histórico y los proyectos deportivos y del nuevo milenio.

En el año 1998, la lotería nacional agregó otras tres buenas causas a aquellas cinco creadas en 1994: salud, educación y medio ambiente.

En conjunto, los ocho sectores se han beneficiado con alrededor de 22 mil millones de libras desde que la iniciativa fue creada. Semejante cifra proviene directamente del bolsillo de los jugadores de la lotería.

Con alrededor del 70 por ciento de los adultos jugando a la lotería nacional en forma regular, cada semana se alcanzan a recaudar cerca de 25 millones de libras para buenas causas.

Estas ganancias tan significativas de estas apuestas han hecho a muchos pensar en qué se gastan y quién se beneficia con el reparto.

De hecho, la lotería nacional británica devuelve tanto como recibe, es decir que lo que sale del público vuelve al público en forma de buenas obras. La lotería del Reino Unido es la lotería que más dinero devuelve a la sociedad en todo el mundo entero.

 Page 2 of 17 « 1  2  3  4  5 » ...  Last »