Ganando con el perdedor

Apostar en las carreras de caballos puede llegar a ser mucho más versátil que sólo escoger a los ganadores de cada carrera.

De hecho, a casas de apuestas que te permiten apostar por el perdedor del evento.

Si llegas a apostar por un caballo perdedor, debes de saber que es simplemente otro método de apuesta, y no puedes utilizar los mismos criterios que usarías para elegir a un caballo ganador; de entrada, porque en una carrera de catorce caballos, sólo habrá un ganador, y trece perdedores.

Lo cual lo convierte en términos generales en un evento más “seguro”.

Supón que alguien te dice que va a ganar un caballo A, y tú piensas que eso no va a ocurrir, y las apuestas están en 5/1, entonces en caso de que el caballo A pierda, habrás ganado 10 euros, pero si llegara a ganar, habrás perdido 50 euros.

Apostar según las tendencias de los caballos preferidos puede ser engañoso.

Generalmente los caballos predilectos sólo suelen ganar en un 30% de las ocasiones, lo cual significa poco menos de un tercio de las ocasiones.

Y aunque apostar en contra de los ganadores no representa una apuesta substanciosa, y si un gasto más grande en caso de que el caballo gane, también piensa que es un margen de probabilidad que se inclina más a tu favor.

Antes de realizar una apuesta de este tipo, debes de pensar qué motivos tienes para hacerla.

Así que mucha suerte con esta apuesta, y te deseo que gane el peor.

07-07-2009